html5 video tag by EasyHtml5Video.com v3.3




Ing Manuel Ramírez Caraza


Brillante egresado del Instituto Politécnico Nacional. Su paso por la vida fue ejemplar y de gran versatilidad y utilidad para la sociedad, pues destacó tanto en la vida familiar, como en sus etapas de estudiante, profesor, servidor público, funcionario del IPN, impulsor de grandes proyectos, desempeño profesional y actividad gremial, habiendo recibido innumerables reconocimientos por ello.

Nació el 24 de mayo de 1914 en Monterrey, NL. Sus padres fueron el Ing. Manuel Ramírez Alfaro y la Sra. María de la Luz Caraza. En 1940, contrajo nupcias con la Srita. Ma. Concepción Vivanco García, con quien procreó ocho hijos: Juan Manuel, Margarita, Guillermo, Fernando Arturo, Jorge Alberto, Carlos Antonio, Conchita y José Miguel.

Por los movimientos revolucionarios transcurridos en su niñez, sus estudios primarios fueron en diversas escuelas. En 1928, ingresó a la Escuela de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (EIME), terminando su carrera de Ingeniero Mecánico Electricista en 1936. Aunque en paralelo cursó y terminó las carreras de Ingeniero en Comunicaciones y Electrónica y de Ingeniero en Aeronáutica, por el reglamento de la escuela solo se le permitió titularse como Ingeniero Mecánico Electricista, en 1937. Su capacidad técnica empezó a reconocerse cuando, al realizar sus prácticas profesionales en la Planta Eléctrica de Necaxa, a solicitud de los ingenieros suizos con quienes laboraba, hubo de permanecer dos meses más en la empresa.

Inició su labor docente en el IPN en enero de 1936, en la Escuela Prevocacional No. 2, impartiendo la clase de Dibujo de Proyecciones. Al poco tiempo ya enseñaba otras materias en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, ESIME.

En 1937, fue promotor y profesor fundador de la carrera de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica. En 1938, dictó la materia de Teoría de Circuitos Eléctricos en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Fue profesor fundador del Instituto Tecnológico de Monterrey, en donde impartió cátedra de 1943 a 1945. Su brillante actividad docente se prolongó 32 años más en beneficio de quienes tomaron sus cursos.

Tuvo relevante desempeño como funcionario del Instituto Politécnico Nacional. En julio de 1945 fue nombrado Director de la ESIME, donde, estableció orden en la administración y disciplina en los estudiantes. Después de cinco años de fructífera labor, en 1950 el Presidente de la República lo nombró Director General de dicho Instituto. Al asumir el cargo en difícil situación, pues los estudiantes tenían dos meses de paro, logró al día siguiente el inicio de actividades y, siguiendo su proceder, mantuvo trabajando al Instituto hasta 1953, fecha en que dejó el cargo después de cumplir con eficiencia su responsabilidad.

En el IPN, entre otras aportaciones, creó la Escuela Técnica Industrial Wilfrido Massieu y la Escuela Superior de Economía. Mas tarde, de 1977 a 1978, con su eficacia característica, atendió el cargo de Secretario Ejecutivo de la Comisión de Operación y Fomento de Actividades Académicas del IPN.

Su capacidad profesional estaba basaba en su gran conocimiento de los avances tecnológicos, su visión sobre las necesidades del país y su capacidad técnica para estructurar y emprender proyectos complejos de nivel nacional.

En Ferrocarriles Nacionales de México promovió e hizo viable la sustitución de las locomotoras de vapor por las diesel-eléctricas, impulso los grandes patios de clasificación de carga y creó el Instituto de Capacitación Ferrocarrilera, del que fue su primer Director.

Como Subsecretario de Comunicaciones y Transportes realizó importantes aportes a los campos de las telecomunicaciones y la aviación comercial: fundó la Comisión de Meteorología, creó la Escuela de Microondas, diseño e instaló el primer sistema de aterrizaje por instrumentos en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, y promovió y lideró obras como la red nacional de microondas, la torre de telecomunicaciones, la red aeroportuaria del país, la red de suministro de combustible para aviones a reacción y la red de servicios de ayuda a la navegación aérea. En 1962 fue Director General de Teléfonos de México y, a partir de 1966, Vice-presidente Ejecutivo de Mexicana de Aviación, durante 18 años.

En el Banco de México, impulsó la creación de la Constructora Nacional de Carros de Ferrocarril, de la que posteriormente fue su Director, de 1965-1968, logrando producciones récord y, por primera vez, exportar carros de ferrocarril.

En su carácter de Presidente de la Comisión Técnica de Mexicanización y Supervisión de la Construcción de Coches de Metro, impulsó la fabricación de los mismos en México.

Con su perseverante empeño, realizó múltiples y valiosos proyectos en su paso por otras varias empresas. En sus últimos años, fue colaborador del Sistema de Transporte Colectivo Metro, en el que destacó como Subdirector General durante 11 años.

Entendió la importancia de la participación en gremios profesionales. Fue miembro de la Asociación Mexicana de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (AMIME) y presidente de la misma en 1953. Miembro fundador del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (CIME), participando en la primera mesa directiva, de 1946 a 1947. Asimismo, en diferentes ocasiones formó parte de las mesas directivas de la Sociedad de Exalumnos de la ESIME.

Su fecundo desempeño profesional fue valorado por diferentes instituciones y asociaciones de profesionistas, por lo que recibió innumerables reconocimientos. En seguida solo se destacan algunos de ellos. Por sus aportaciones en el Metro, los trabajadores decidieron poner su nombre al Puesto Central de Control Número 2, del Conjunto Delicias. Por sus méritos académicos y su gestión como Director, fue declarado hijo distinguido de la ESIME. En 1983, fue nombrado académico de número de la Academia Mexicana de Ingeniería. Como justo reconocimiento a su labor profesional, el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas le otorgó el “Premio Nacional de Ingeniería Mecánica y Eléctrica 1981”, que le entregó el Presidente de la República. Y, en Sesión Solemne, en 1999, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal le otorgó la Medalla al Merito Ciudadano.

Este distinguido politécnico falleció el 10 de enero del 2000. Su labor académica, desempeño profesional y comportamiento humano fueron tan destacados que hoy son un ejemplo a seguir.